Lanjarón, el pueblo del agua.

Lanjarón es un pueblo situado en la Alpujarra Granadina, famoso por sus aguas y embutidos.

La Organización Mundial de la Salud ha reconocido a Lanjarón como uno de los lugares de más longevidad del planeta. Es precisamente la calidad de sus aguas –unida al clima, el aire puro de montaña y la dieta mediterránea– lo que permite a muchos de sus vecinos vivir más de cien años.

Lanjarón cuenta con uno de los mejores balnearios de Andalucía, donde anualmente acuden cientos de visitantes aquejados de dolencias como el reumatismo, la artrosis y las afecciones del hígado y riñón encuentran uno de sus mejores tratamientos naturales.

Lanjarón es un lugar fantástico para hacer senderismo, conocer historia o degustar sus maravillosos embutidos y jamones curados al aire de Sierra Nevada.

 

Que hacer en Lanjarón

Senderismo

Lanjarón dispone de diferentes sendas y veredas rurales situadas en el Parque Protegido de Sierra Nevada como: ‘La Acequia del Aceituno-Cecarta’, ‘El Cerecillo-Mezquerina’, el Sendero Forestal ‘Peñuela’, BTT1 circular de Tello y el BTT2 Enduro Chaparra, para también apostar por el turismo deportivo en plena naturaleza.

El Sendero Circular de Lanjarón – PR-A 345 pasa por puntos muy emblemáticos y de gran contenido histórico de Lanjarón. La dificultad del recorrido queda marcada por un sinfín de subidas y bajadas por caminos de herradura. Tiene su punto de inicio junto al panel informativo a la entrada del Área Recreativa Parque el Salao.

Visitar el balneario de Lanjarón

UN DESTINO PRIVILEGIADO PARA CUIDARSE. La pureza de sus seis manantiales de aguas mineromedicinales, sus tratamientos termales, y su ubicación en los paisajes idílicos del Parque Natural de Sierra Nevada y de la Alpujarra convierte este balneario de Granada con su hotel de 4 estrellas y su restaurante ecológico en un destino único para relajarse y recuperar la salud.

Recorrer el parque del salado

Es una maravilla dentro de un pueblo. El parque está dotado de columpios, estanque con peces, cascadas, ríos, puentes, anfiteatro, restaurante (verano), merendero… La vegetación es abundante, se oye el agua correr por todas partes. Es ENORME y precioso. A mis hijos les ha encantado. Disfrutaron de lo lindo y no querían salir de allí para seguir explorando el entorno. Visita obligada en Lanjarón.

Subir al castillo de Lanjarón

Construido entre los siglos XIII y XVI  situado en un punto estratégico. Sus restos conservados son en su mayoría de época cristiana. Catalogado como bien de interés cultural. Es un punto obligado de visita debido a sus impresionantes vistas. Está ubicado a 660 metros de altitud y, por su incuestionable carácter militar y fronterizo, controlaba el acceso a Sierra Nevada, así como los ataques provenientes del Valle de Lecrín y de la zona de la Costa.